miércoles, 14 de octubre de 2009

La primera inversión

La primera inversión de un acorde tríada o acorde de 6ª se forma colocando en el bajo la tercera del acorde fundamental, quedando formado por los intervalos de tercera y sexta a partir de la nota del bajo. Su cifrado es 6.

Se duplica prioritariamente la sexta (fundamental), aunque también es posible la duplicación de la tercera (5ª del acorde). La nota del bajo sólo podrá duplicarse para evitar faltas o por interés melódico.

En adelante, tened cuidado de no confundir los términos bajo y fundamental.

Conducción de las voces

El procedimiento recomendado para efectuar enlaces sencillos y correctos entre dos acordes de sexta consecutivos o un acorde de sexta con un acorde fundamental es el siguiente:

a) Si dos acordes tienen una nota común, mantenemos esa nota.
b) Cada una de las otras voces se conduce empleando los menores intervalos posibles.

Disposición de las voces

La única posición a evitar tanto como sea posible, y esto es una regla general, es la de colocar una octava entre las dos voces intermedias cuando el bajo y el tenor estén a una distancia mayor que la tercera (ejemplo de la derecha).


Empleo del acorde de sexta

El acorde de sexta tiene el mismo significado armónico que el acorde correspondiente en posición fundamental (una tercera más abajo). No obstante, su carácter es menos afirmativo.

Duplicaciones y supresiones

No se suprimen notas en el acorde de sexta y, de manera habitual, se evita duplicar el bajo, lo cual lo reforzaría exageradamente y crearía una pesadez (es, después de todo, la tercera del acorde perfecto).

Por el contrario, se puede tolerar esta duplicación ocasionalmente en el curso de un cambio de posición o de estado, cuando una de las dos notas duplicadas está ya en su sitio (los tratados dicen " si la duplicación no es atacada").

El reforzamiento del bajo por una duplicación es correcta -e, incluso, deseable- en los casos siguientes:

  • Cuando se trata de una nota tonal (frecuentemente las fundamentales del IV o V) y sobre todo en el encadenamiento II6 - V el cual conduce frecuentemente a una cadencia. La mejor posición de la duplicación es, lo más frecuente, en el tenor.
  • Cuando la duplicación está ocasionada por movimientos contrarios y conjuntos, por el interés de las líneas melódicas.
  • Cuando se trata del "falso acorde de 6ª".


9 comentarios:

Pablo dijo...

¿qué es un "falso acorde de 6ª" que aparece en el último punto?

María Quintanilla dijo...

Es lo que aparece en el segundo compás del ejemplo de la entrada anterior: http://cpms-armoniadetercero.blogspot.com/2009/10/duplicacion-en-acordes-de-sexta.html

Digamos que el hecho de que el acorde aparezca invertido es fruto de la "casualidad" de una nota de adorno.

En el caso del ejemplo, el MI sería considerado una apoyatura, por lo que sería más conveniente duplicar el SOL del bajo, que es la verdadera fundamental del acorde.

Jose Manuel dijo...

Maria dime que mas ejercicios tengo que hacer

María Quintanilla dijo...

Ya tienes la tarea en Fa. El viernes te mando más. ;)

fernando quispe dijo...

en los acordes de prmera inversion,que duplicacion es mas frecuente

María Quintanilla dijo...

"Se duplica prioritariamente la sexta (fundamental), aunque también es posible la duplicación de la tercera (5ª del acorde). La nota del bajo sólo podrá duplicarse para evitar faltas o por interés melódico."

El texto anterior está extraído del post. La nota que se suele duplicar es la que coincida con un grado tonal. ;)

Anónimo dijo...

Ulala, ;p, yo nada que ver por acá, pero, pordrías poner los criterios "básicos" de duplicación, lo que no se hace y lo que si? Es que no quiero ser pecador e ir al infierno... ;p

Anónimo dijo...

¿las voces centrales pueden hacer saltos?

María Quintanilla dijo...

Preferiblemente se mantienen o se mueven por movimiento conjunto.